A nadie le gusta sufrir o estar enfermo, ya sea por poco tiempo o de forma continua. Una infección, un dolor, una enfermedad o una afección médica aguda (repentina) o crónica (continua) pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo, requerir la atención de un médico y, muy probablemente, medicamentos recetados.

A continuación se presentan algunas de las afecciones médicas más comunes que afectan a los puertorriqueños y ejemplos de medicamentos que su médico puede recetar. Para ahorrar en estos medicamentos necesarios para usted y su familia, una tarjeta de descuento de medicamentos recetados puede ser de ayuda.

Verifica el Precio de tus medicamentos

Principales afecciones tratadas con medicamentos recetados en Puerto Rico

Si usted vive en Puerto Rico, las afecciones que se mencionan a continuación pueden resultarle muy familiares. Son algunas de las afecciones médicas más comunes que se tratan aquí de manera rutinaria con medicamentos recetados. Ya sea que se trate de una infección de oído de un niño o de una enfermedad crónica que (también) puede mejorar con cambios en el estilo de vida (como dejar de fumar, bajar de peso, hacer ejercicio), estas son afecciones que, por lo general, no pueden tratarse de manera eficaz en el hogar con medicamentos de venta libre ni con remedios que no requieren receta médica. Requerirán un diagnóstico por parte de un médico y medicamentos recetados.

Tenga en cuenta que presentamos las enfermedades en orden alfabético simplemente para ayudarle a encontrar las que más se apliquen a usted.

Asma: el asma es una afección crónica de los pulmones que se puede controlar, pero no curar. Esta inflamación de las vías respiratorias puede afectar a personas de todas las edades, incluidos los niños. El objetivo del tratamiento para el control del asma es evitar un ataque de asma (que aparece de forma repentina y puede ser mortal).

Tratamientos con medicamentos recetados: el tratamiento de mantenimiento diario generalmente incluye una combinación de inhaladores broncodilatadores y corticosteroides e inhibidores de leucotrienos por vía oral. Los llamados “inhaladores de rescate” también son fundamentales para prevenir un ataque de asma.

Depresión: la depresión es más que sentirse deprimido o triste. Es un trastorno del estado de ánimo común, pero grave que afecta la forma en que uno piensa, siente y maneja la vida diaria. Existen muchas formas, desde la crónica (p. ej., depresión persistente y trastorno depresivo mayor) hasta la situación específica (p. ej., depresión posparto o duelo).

Tratamientos con medicamentos recetados: los antidepresivos son los medicamentos que se utilizan para tratar la depresión. Aparecen medicamentos nuevos en el mercado todo el tiempo y pueden combinarse si uno solo no alivia los síntomas. Las clases de antidepresivos incluyen los antidepresivos tricíclicos (ATC), los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), los inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina (IRSN) y los inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO). Asegúrese de informar a su médico sobre cualquier efecto secundario, como disfunción eréctil, insomnio o presión arterial alta (entre otros).

Diabetes: la diabetes es una enfermedad metabólica relacionada con la digestión. Ocurre cuando el cuerpo no produce insulina (tipo 1) o no utiliza bien la insulina (tipo 2, más común) para metabolizar el azúcar, una fuente importante de combustible para el cuerpo.

Tratamientos con medicamentos recetados: las personas que padecen diabetes utilizan una variedad de productos recetados para evaluar y controlar los niveles de azúcar en la sangre. Las personas que padecen diabetes tipo 1 utilizan insulina, que generalmente se administra mediante una inyección o una bomba. En el caso de las personas que padecen diabetes tipo 2, los tipos de medicamentos incluyen sulfonilureas, meglitinidas, tiazolidinedionas, inhibidores de la dipeptidil peptidasa 4 y agonistas del receptor de péptido similar al glucagón tipo 1, e inhibidores del cotransportador de sodio-glucosa tipo 2.

Además, los médicos a menudo recetan medicamentos para reducir la presión arterial y el colesterol con el fin de ayudar a prevenir las complicaciones de las enfermedades cardiovasculares.

Disfunción eréctil: la disfunción eréctil ("DE") es el problema sexual más común que los hombres informan a sus médicos. La DE se define como la dificultad para lograr o mantener una erección lo suficientemente firme para tener relaciones sexuales. Puede ocurrir cuando el flujo sanguíneo en el pene es limitado o cuando los nervios están dañados o debido al estrés o a razones emocionales. Sin embargo, la DE también puede ser una advertencia temprana de una enfermedad más grave, como una enfermedad cardíaca, presión arterial alta o diabetes.

Tratamientos con medicamentos recetados: La solución que se receta con más frecuencia a muchos hombres son los medicamentos orales. Estos aumentan los efectos del óxido nítrico, una sustancia química natural que produce el cuerpo y que relaja los músculos del pene y aumenta el flujo sanguíneo.

Acidez estomacal/úlceras: el malestar digestivo puede arruinar una noche o puede convertirse en una preocupación regular. Cuando el exceso de ácido estomacal se acumula, puede causar dolor torácico y dificultar el descanso (u otras actividades de la vida). También puede ser una señal de que algo más grave está sucediendo. La acidez estomacal que ocurre con frecuencia e interfiere con la rutina se considera una enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Si no se trata, la ERGE puede dañar gravemente el esófago o provocar cambios precancerosos en el esófago.

Las úlceras son llagas que se desarrollan en el revestimiento interior del estómago y en la parte superior del intestino delgado. El síntoma más común de una úlcera péptica es el dolor de estómago. La acidez estomacal también puede ser un síntoma.

Tratamientos con medicamentos recetados: Existen dos tipos de medicamentos para favorecer la eliminación del exceso de ácido. Los inhibidores de la bomba de protones (IBP) reducen el ácido estomacal al bloquear la acción de las partes de las células que producen ácido. Los bloqueadores de ácido, también conocidos como bloqueadores de histamina (H-2), reducen la cantidad de ácido estomacal que se libera en el tracto digestivo, lo que alivia el dolor de la úlcera y estimula la curación.

Además de lo anterior, el tratamiento de las úlceras pépticas incluye antibióticos para eliminar la bacteria Helicobacter pylori del tracto digestivo.

Enfermedad cardíaca/Presión arterial alta: las enfermedades cardíacas describen una serie de afecciones que afectan al corazón. Las enfermedades en esta categoría incluyen las enfermedades de los vasos sanguíneos, como la arteriopatía coronaria; los problemas del ritmo cardíaco (arritmias); y los defectos cardíacos con los que uno nace (defectos cardíacos congénitos), entre otros.

La presión arterial alta es una afección común en la que la fuerza a largo plazo de la sangre contra las paredes de las arterias es lo suficientemente alta como para que, eventualmente, pueda causar problemas de salud, como las enfermedades cardíacas. La presión arterial se determina tanto por la cantidad de sangre que bombea el corazón como por la cantidad de resistencia al flujo sanguíneo en las arterias. Mientras más sangre bombee el corazón y más estrechas sean las arterias, más alta será la presión arterial. Es posible tener presión arterial alta (hipertensión) durante años sin presentar síntomas. Incluso sin síntomas, el daño a los vasos sanguíneos y al corazón continúa y puede detectarse.

Tratamientos con medicamentos recetados: existe una amplia variedad de medicamentos que ayudan a las personas a mantener el corazón bombeando y protegido de otros daños. Su médico le recetará el mejor medicamento de acuerdo con la naturaleza y gravedad de su enfermedad cardíaca.

Para controlar la presión arterial alta, específicamente, a continuación se enumeran los tipos de medicamentos recetados más comunes:

  • Diuréticos tiazídicos (a menudo la primera opción, pero no la única, en medicamentos para la presión arterial alta).
  • Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA).
  • Bloqueadores de los receptores de angiotensina II (BRA).
  • Bloqueadores de los canales de calcio.
  • Bloqueadores alfa.
  • Bloqueadores alfa-beta.
  • Bloqueadores beta.
  • Antagonistas de la aldosterona.
  • Inhibidores de renina.
  • Vasodilatadores.
  • Agentes de acción central.

Colesterol alto: otro pariente (o precursor) de la enfermedad cardíaca (también llamada enfermedad coronaria) es el colesterol alto. El colesterol es una sustancia cerosa que se encuentra naturalmente en las arterias. Existen dos tipos: el colesterol “bueno” (HDL) y el “malo” (LDL). El colesterol con lipoproteína de baja densidad (Low-Density Lipoprotein, LDL) se considera “malo” porque contribuye a la acumulación de grasa en las arterias (ateroesclerosis). Esta afección estrecha las arterias y aumenta el riesgo de sufrir un ataque cardíaco, un accidente cerebrovascular y una enfermedad arterial periférica o EAP.

El colesterol alto ocurre cuando lo malo supera a lo bueno. Se trata de la relación entre lo bueno y lo malo. Se pueden utilizar medicamentos para ayudar a reducir el colesterol LDL “malo” o para aumentar el colesterol de lipoproteína de alta densidad (High Density Lipoprotein, HDL) (“bueno”).

Tratamientos con medicamentos recetados: el tipo de medicamento más común es la estatina.

Infecciones: una infección es la invasión de los tejidos corporales de un organismo por parte de agentes patógenos, su multiplicación y la reacción del tejido receptor de los agentes infecciosos y las toxinas que estos producen. Las enfermedades infecciosas, también conocidas como enfermedades transmisibles o enfermedades contagiosas, son las enfermedades que resultan de una infección. Prácticamente todos los órganos y sistemas del cuerpo son susceptibles a las infecciones. Existen muchas infecciones comunes y algunas no tan comunes. Mientras que algunas infecciones se curan rápidamente, otras son crónicas y requieren tratamiento de por vida.

Tratamientos con medicamentos recetados: existen tantos tipos de medicamentos como de infecciones. Las infecciones bacterianas, fúngicas, virales y parasitarias tienen tipos de medicamentos específicos para combatirlas. Dependiendo de la ubicación de la infección, estos agentes pueden aplicarse de forma tópica o administrarse por vía oral.

Dolor/Inflamación: la inflamación es un proceso mediante el cual los leucocitos del cuerpo y las sustancias que producen nos protegen de la infección causada por organismos extraños, tales como bacterias y virus. Sin embargo, algunas veces el sistema de defensa del cuerpo, el sistema inmunitario, provoca una respuesta inflamatoria cuando no hay invasores extraños a los que combatir. Las enfermedades autoinmunitarias ocurren cuando el sistema inmunitario, que normalmente protege al cuerpo, causa daño a sus propios tejidos.

Tratamientos con medicamentos recetados: los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) son medicamentos que usted puede tomar para aliviar el dolor. Al reducir el nivel de prostaglandinas en el cuerpo, los AINE ayudan a aliviar el dolor causado por afecciones inflamatorias como la artritis. También ayudan a reducir la inflamación (hinchazón) y a prevenir la coagulación de la sangre.

En la categoría tradicional de AINE, es posible que esté familiarizado con el naproxeno, el piroxicam, la indometacina o la tolmetina, por nombrar algunos. Otros tipos de medicamentos disponibles para ayudar a aliviar el dolor, la hinchazón y la inflamación de las articulaciones, y posiblemente prevenir o minimizar la evolución de la enfermedad inflamatoria, incluyen los siguientes:

  • Corticosteroides (como la prednisona).
  • Medicamentos antipalúdicos (como la hidroxicloroquina).
  • Fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FARME).
  • Medicamentos biológicos.

Trastornos del sueño: si tiene problemas para conciliar el sueño o para permanecer dormido, o se despierta demasiado temprano, es probable que sufra de insomnio, el trastorno del sueño más común. El insomnio transitorio (pasajero) es extremadamente común. Por lo general, está relacionado con el estrés y desaparece solo. El insomnio crónico afecta al 15 % de la población.

Tratamientos con medicamentos recetados: Existen cinco clases de medicamentos que se recetan comúnmente para ayudar a las personas que sufren de insomnio. Las personas que padecen estas afecciones médicas deben consultar a su médico acerca de un plan de tratamiento y tratamientos con medicamentos recetados adecuados, y tomar cualquier medicamento recetado según las indicaciones de su médico o proveedor de atención médica.

El objetivo de Inside Rx es ayudar a las personas que viven en Puerto Rico (y en otros lugares) y hacer que esto sea más asequible.

Ahorre dinero con las tarjetas de descuento de medicamentos recetados

Si busca formas de obtener los medicamentos necesarios a un precio más bajo, aquí tiene una solución que miles de puertorriqueños usan cada mes: la tarjeta de descuento de medicamentos recetados Inside Rx®. Inside Rx, el administrador de la tarjeta, negocia los precios directamente con los fabricantes de medicamentos, y las principales cadenas de farmacias de Puerto Rico aceptan estas tarjetas.

Las personas elegibles pueden simplemente descargar la tarjeta de descuento y presentarla a su farmacéutico para obtener la tarifa de descuento en medicamentos de marca y genéricos.

¿Por qué pagar más por los medicamentos que necesita para estar saludable y mantener una buena salud? Obtenga más información y descargue su tarjeta hoy mismo.