Blog logo stating "The Inside Scoop"

Obtenga Inside Scoop para conocer los consejos y trucos que pueden ayudar a su familia a ahorrar en medicamentos recetados!

Woman flexing muscle after meeting with physician
Enfermedad del corazón

Presión arterial alta y enfermedades cardíacas: descripción general del tratamiento

05/31/2022

La presión arterial alta y las enfermedades cardíacas son frecuentes entre los estadounidenses, pero pueden provocar la muerte o complicaciones adicionales de salud. Sin embargo, pueden tratarse con medicamentos o incluso prevenirse con un cambio en el estilo de vida. Siga leyendo para obtener más información sobre cómo tratar la presión arterial alta y las enfermedades cardíacas.

Revisado por la Oficina de Políticas y Evaluación Clínica (OCEP), Evernorth

La presión arterial alta y las enfermedades cardíacas son afecciones comunes que afectan los vasos sanguíneos y el corazón. Si no se trata, la presión arterial alta puede provocar complicaciones y problemas graves como ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares son la principal causa de muerte en los Estados Unidos.

Existen varios tipos de enfermedades cardíacas. La más frecuente es la arteriopatía coronaria (coronary artery disease, CAD), que causa el estrechamiento o la obstrucción de los vasos sanguíneos que suministran sangre al corazón. CAD es la razón principal de los ataques cardíacos. Usted puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas a través de modificaciones en el estilo de vida, como dejar de fumar, seguir una dieta saludable, mantener un peso saludable y hacer ejercicio; sin embargo, muchas personas también necesitan medicamentos como los medicamentos para reducir la presión arterial y el colesterol para controlar las enfermedades cardíacas.

Continúe leyendo para obtener más información sobre los tratamientos para la presión arterial alta y las enfermedades cardíacas.

Medicamentos para la presión arterial alta

Muchos medicamentos para reducir la presión arterial ayudan a ensanchar y/o relajar los vasos sanguíneos y reducir el estrés en el corazón.

Inhibidores de la ACE

Los inhibidores de la ACE, o inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina, actúan bloqueando la producción de una sustancia de la angiotensina II que estrecha los vasos sanguíneos. Los inhibidores de la ACE ayudan a ensanchar los vasos sanguíneos para permitir que la sangre fluya más libremente. Los ejemplos incluyen benazepril (Lotensin®), lisinopril (Zestril®, Prinivil®) y quinapril (Accupril®).

ARB

Los ARB, o bloqueadores de los receptores de la angiotensina, actúan bloqueando la acción de la angiotensina II en las paredes de los vasos sanguíneos. Estos medicamentos se unen al receptor de la angiotensina II, que impide que la angiotensina II se una al receptor, por lo que ayuda a ensanchar los vasos sanguíneos para permitir que la sangre fluya más libremente. Los ejemplos de ARB incluyen candesartán (Atacand®), losartán (Cozaar®) y valsartan (Diovan®).

Diuréticos

También conocidos como píldoras de agua, los diuréticos ayudan al cuerpo a eliminar el exceso de sal y agua. Disminuir el líquido puede ayudar a reducir el volumen de sangre y la presión arterial general o el estrés en el corazón. Los diuréticos incluyen furosemida (Lasix®), bumetanida (Bumex®), espironolactona (Aldactone®) e hidroclorotiazida (generalmente abreviado como HCTZ).

Bloqueadores de los canales de calcio

Los bloqueadores de los canales de calcio, o CCB, limitan la cantidad de calcio que ingresa en las paredes de los vasos sanguíneos y el corazón. El calcio es necesario para contraer los músculos de los vasos sanguíneos y el corazón. Los CCB ayudan a relajar las paredes de los vasos sanguíneos y los músculos del corazón. Algunos ejemplos incluyen la amlodipina (Norvasc®), nifedipina (Procardia®) y diltiazem (Cardizem®).

Bloqueadores beta

Los bloqueadores beta actúan bloqueando los efectos de las hormonas del estrés, la adrenalina y la noradrenalina. El bloqueo de estas hormonas hace que el corazón lata más lentamente y con menos fuerza, lo que disminuye la presión arterial y reduce el estrés en el corazón. Los ejemplos de bloqueadores beta incluyen atenolol (Tenormin®), nebivolol (Bistólico®) y bisoprolol (Zebeta®).

Otros medicamentos

Estatinas

Las estatinas son fármacos que ayudan a reducir los niveles de colesterol en la sangre. Reducir el colesterol puede ayudar a prevenir ciertos eventos, como ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares causados por enfermedades cardíacas. Algunos ejemplos de estatinas incluyen atorvastatina (Lipitor®), lovastatina (Altoprev®) y rosuvastatina (Crestor®).

Anticoagulantes

Los anticoagulantes pueden actuar de diferentes maneras para prevenir los coágulos sanguíneos o la formación de plaquetas. Es posible que las personas con enfermedad cardíaca deban tomar un anticoagulante para reducir el riesgo de un coágulo sanguíneo, que puede obstruir un vaso sanguíneo y causar un accidente cerebrovascular. Algunos ejemplos de anticoagulantes incluyen la warfarina (Coumadin®), apixaban (Eliquis®) y clopidogrel (Plavix®).

Vasodilatadores

Los vasodilatadores ayudan a tratar la presión arterial alta, la angina (dolor de pecho) y otras afecciones médicas. Funcionan dilatando (ensanchando) los vasos sanguíneos para que la sangre fluya más fácilmente a varios órganos del cuerpo. Los ejemplos incluyen la nitroglicerina (Nitrostat®), el dinitrato de isosorbida (Isordil Titradose®) y la hidralazina.

Opciones no farmacológicas

Cirgía

Se recomienda el tratamiento quirúrgico en casos graves. En el caso de los pacientes con enfermedad cardíaca que causa un ritmo cardíaco irregular, es posible que sea necesario implantar pequeños dispositivos electrónicos en el pecho para ayudar a que el corazón lata a una frecuencia y ritmo normales. Un dispositivo llamado marcapasos impide que el corazón lata demasiado lentamente. Cuando un marcapaso detecta latidos cardíacos irregulares o lentos, envía una señal eléctrica al corazón para corregirlo.

Otro dispositivo electrónico especializado, llamado desfibrilador cardioversor implantable (ICD), se utiliza para detectar taquicardia (latidos cardíacos rápidos) que es potencialmente mortal. Si se produce un latido cardíaco anormal, el dispositivo suministra una descarga eléctrica al corazón (desfibrilación) para restablecer el ritmo cardíaco.

El injerto de bypass de la arteria coronaria (CABG) es una cirugía a corazón abierto que se realiza para tratar la cardiopatía coronaria. El procedimiento restaura el flujo sanguíneo de las arterias bloqueadas creando otra vía o derivación alrededor de la obstrucción. Esto reduce el riesgo de ataque cardíaco y de muerte cardíaca súbita.

Cambios en la dieta y el estilo de vida

Con frecuencia, se recomienda tener una dieta saludable, hacer ejercicio regularmente, mantener un peso saludable y evitar fumar para controlar la presión arterial y proteger el corazón. Un proveedor de atención médica puede recomendar limitar la ingesta de sal a 1,500 mg por día para la mayoría de los adultos, ya que la sal puede contribuir a la presión arterial alta. Hacer ejercicio puede ayudarle a mantener un peso saludable. Las personas con sobrepeso u obesidad pueden tener un mayor riesgo de sufrir problemas cardíacos y de presión arterial. Dejar de fumar reduce inmediatamente el riesgo de enfermedades cardíacas y otros trastornos graves, y ese beneficio aumenta con el tiempo.

Conclusiones

Es importante comunicarse con un médico o proveedor de atención médica para una evaluación y un diagnóstico adecuados. El reconocimiento y la identificación tempranos de la causa pueden ayudar a prevenir complicaciones. Si bien generalmente se requieren medicamentos para tratar la presión arterial alta y las enfermedades cardíacas, los cambios en la dieta y el estilo de vida podrían ayudarle a mantenerse más saludable. La mayoría de los planes de seguro médico ayudan a cubrir el costo de los medicamentos para la presión arterial alta y las enfermedades cardíacas. Si no tiene seguro, es posible que deba pagar el precio completo del medicamento en efectivo. Afortunadamente, una opción de ahorro como la tarjeta Inside Rx podría ayudar a reducir el costo de los medicamentos de marca y genéricos.

Ahorre hasta un 80 % en medicamentos de marca y genéricos.