A pharmacist reviewing patients drugs.
Justo lo que ordenó el doctor

Convulsiones: descripción general del tratamiento

11/22/2022

Las convulsiones pueden afectar a muchas personas, especialmente a las que padecen epilepsia. Afortunadamente, para la mayoría de las personas que tienen epilepsia, los medicamentos son eficaces para controlar las convulsiones. Siga leyendo para obtener más información.

Revisado por la Oficina de Políticas y Evaluación Clínica (OCEP), Evernorth

Los pacientes con epilepsia, una condición caracterizada por convulsiones recurrentes, a menudo requieren tratamiento de por vida mediante medicamentos. En la mayoría de los pacientes con epilepsia (alrededor del 70 %), los medicamentos pueden ayudar a controlar las convulsiones. Aunque los medicamentos son la piedra angular del tratamiento de las convulsiones, la elección de los medicamentos adecuados para las convulsiones puede requerir una estrategia específica.

Existen varias opciones de tratamiento disponibles para tratar las convulsiones. Los medicamentos para los trastornos convulsivos, llamados anticonvulsivos o antiepilépticos, pueden funcionar de diferentes maneras para ayudar a normalizar la actividad eléctrica en el cerebro. El objetivo del tratamiento para las convulsiones es encontrar el medicamento más eficaz para detener las convulsiones, con el menor número de efectos secundarios.

Siga leyendo para obtener más información sobre las opciones de tratamiento para las convulsiones.

Inicio del tratamiento para las convulsiones

El inicio del tratamiento con un medicamento específico dependerá en gran medida del tipo de convulsión que se produzca. Los tipos de posibles convulsiones incluyen focales, generalizadas y de inicio desconocido. Las convulsiones de inicio focal incluyen las convulsiones de conciencia de inicio focal y las convulsiones de conciencia alterada de inicio focal mientras que las convulsiones de inicio generalizado incluyen las convulsiones tónico-clónicas y de ausencia. Las convulsiones que comienzan en una parte del cerebro se denominan convulsiones de inicio desconocido.

El medicamento antiepiléptico recetado suele clasificarse en una de dos categorías: espectro amplio y espectro reducido. Los antiepilépticos de espectro amplio son útiles como tratamiento inicial, especialmente, en casos en los que aún no se conoce el tipo de convulsión. Por otro lado, los antiepilépticos de espectro estrecho se utilizan principalmente para tratar las convulsiones focales (antes conocidas como parciales).

Algunos medicamentos pueden consumirse solos o en combinación con otros medicamentos para controlar las convulsiones. Un profesional sanitario puede recomendar el mejor tratamiento en función de una evaluación general de la condición.

Medicamentos antiepilépticos recetados con frecuencia

Lamotrigina (Lamictal®)

Lamotrigina es un medicamento antiepiléptico de espectro amplio. Se puede utilizar para tratar convulsiones focales y convulsiones tónico-clónicas generalizadas primarias y convulsiones generalizadas del síndrome de Lennox Gastaut. Además, se receta como estabilizador del estado de ánimo debido a su actividad en ciertos neurotransmisores del cerebro. Los efectos secundarios incluyen mareos, náuseas y somnolencia.

Topiramato (Topamax®, Qudexy XR®, Trokendi XR®)

Topiramato es un medicamento antiepiléptico de espectro amplio. Se puede utilizar para tratar convulsiones focales y convulsiones tónico-clónicas generalizadas primarias, las convulsiones y el síndrome de Lennox-Gastaut. También puede recetarse para prevenir las migrañas. Los efectos secundarios del topiramato incluyen fatiga, mareos, náuseas y problemas cognitivos, como confusión y problemas de memoria.

Derivados del ácido valproico

Depakote (divalproex sódico) es un medicamento de valproato, compuesto por valproato sódico y ácido valproico. El ácido valproico es el nombre genérico de la marca Depakene, que ya no está disponible. Estos derivados del ácido valproico son antiepilépticos de amplio espectro que pueden tratar las convulsiones focales y generalizadas. Pueden causar efectos secundarios, como mareos, cambios en el peso, temblores y náuseas o vómitos. Depakote también puede recetarse para trastornos del estado de ánimo o para prevenir migrañas.

Levetiracetam (Keppra®, Spritam®, ElepsiaTM XR)

Levetiracetam es un medicamento antiepiléptico de amplio espectro que se utiliza normalmente junto con otros medicamentos para tratar las convulsiones focales, las convulsiones mioclónicas y las convulsiones ton clónicas generalizadas primarias en determinados pacientes. Levetiracetam se tolera bien y no necesita un periodo largo de valoración. Los efectos secundarios del levetiracetam incluyen somnolencia, debilidad, fatiga y mareos.

Carbamazepina (Tegretol®, Equetro®, Carbatrol®, Epitol®)

Carbamazepina es un medicamento antiepiléptico de espectro reducido que suele recetarse para las convulsiones focales y generalizadas. Además, puede usarse para tratar trastornos del estado de ánimo y neuralgia del trigémino. Puede causar ciertos efectos secundarios, como mareos, náuseas, vómitos, visión borrosa, dolor de cabeza y erupción cutánea.

Fenitoína (Dilantin®, Phenytek®)

Fenitoína es un medicamento antiepiléptico de espectro estrecho que se utiliza habitualmente para las convulsiones focales y generalizadas. Además, se puede utilizar para tratar el estado epiléptico y la prevención de convulsiones en ciertas situaciones, como después de la neurocirugía. Los efectos secundarios pueden incluir aumento del crecimiento del vello corporal, empeoramiento de la densidad ósea y erupción cutánea.

Pregabalina (Lyrica®)

Pregabalina es un medicamento antiepiléptico de espectro estrecho que se utiliza junto con otros medicamentos para tratar las convulsiones de inicio focal. Además, se puede utilizar para tratar el dolor nervioso y la fibromialgia. Los efectos secundarios de la pregabalina incluyen mareos, somnolencia, boca seca, visión borrosa, aumento de peso e hinchazón de brazos y piernas.

Gabapentina (Neurontin®)

Gabapentina es un medicamento antiepiléptico de espectro reducido que se utiliza en combinación con otros medicamentos para tratar las convulsiones epilépticas de inicio focal. También está aprobado para tratar el dolor nervioso y el síndrome de piernas inquietas. Los efectos secundarios de la gabapentina incluyen somnolencia, fatiga, náuseas y deterioro de la coordinación.

Cómo obtener el tratamiento adecuado

Los medicamentos antiepilépticos vienen en versiones genéricas y de marca que pueden estar cubiertos por Medicare y los planes de seguro médico. Consulte a un profesional sanitario sobre los posibles efectos secundarios, las interacciones farmacológicas y los requisitos de monitorización antes de iniciar el tratamiento. Los medicamentos suelen iniciarse a una dosis baja y aumentarse gradualmente (ajustarse) hasta la dosis más eficaz. Durante el tratamiento, es posible que sea necesario ajustar las dosis.

Fuentes:

¡Inscríbete al Inside Scoop para aprender de lo más nuevo sobre nuestras últimas noticias, medicamentos y oportunidades para ahorrar!

Ahorre hasta un 80 % en medicamentos de marca y genéricos.