Depresión: descripción general del tratamiento - Inside Rx
Man laying on couch and having discussion with therapist
Clínica

Depresión: descripción general del tratamiento

06/21/2022

Millones de estadounidenses viven con depresión. Algunos casos de depresión son temporales, mientras que, en otros casos, se trata de una afección crónica. Por suerte, la depresión se puede tratar con varias opciones diferentes. A continuación, describimos los diferentes tratamientos disponibles para las personas con depresión.

Revisado por la Oficina de Políticas y Evaluación Clínica (OCEP), Evernorth

La depresión es un trastorno de salud mental común que afecta a millones de adultos en los EE. UU. Alrededor de 21 millones de adultos han tenido al menos un episodio depresivo mayor en el último año. Los síntomas de la depresión pueden incluir fatiga, incapacidad para concentrarse, cambios en el sueño o el apetito, pérdida de interés o deseo de participar en actividades diarias y pasatiempos, y sentirse triste, vacío, desesperanzado, culpable, inútil o ansioso.

Aunque la depresión puede ser temporal, muchas personas presentan una depresión crónica que disminuye su capacidad para realizar tareas en el trabajo o la escuela. Afortunadamente, la depresión es una afección que se trata con medicamentos y opciones no farmacológicas, como la terapia de conversación y cambios en el estilo de vida.

Continúe leyendo para obtener más información sobre los tratamientos para la depresión.

Terapia de conversación

La terapia de conversación, también conocida como psicoterapia, implica que un proveedor de atención médica identifique y ayude al paciente a comprender y lidiar con cualquier problema subyacente que esté causando la depresión, por ejemplo, un evento particularmente traumático. Las sesiones de terapia de conversación, por lo general, duran de 45 minutos a 1 hora y pueden realizarse todas las semanas.

La terapia de conversación también puede abarcar diferentes formas de terapia, como la terapia interpersonal o la terapia cognitivo conductual. Un proveedor de atención médica o terapeuta puede recomendar reforzar los comportamientos positivos en lugar de los destructivos. También puede recomendar arreglar las relaciones con otras personas que puedan estar causando angustia.

Medicamentos

ISRS

Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) son medicamentos que se recetan con frecuencia para tratar la depresión. Funcionan aumentando los niveles de serotonina, un importante neurotransmisor (mensajero químico), en el cerebro. Algunos ejemplos de ISRS incluyen el escitalopram (Lexapro®), la fluoxetina (Prozac®) y el citalopram (Celexa®).

IRSN

Los inhibidores de la recaptación de serotonina y noradrenalina (IRSN) pueden aumentar los niveles de serotonina y noradrenalina en el cerebro. Se cree que equilibrar estos neurotransmisores ayuda a aliviar los síntomas de la depresión. Algunos ejemplos de IRSN incluyen la venlafaxina (Effexor®) y la desvenlafaxina (Pristiq®).

Antidepresivos tricíclicos (ATC)

Los antidepresivos tricíclicos (ATC) son uno de los primeros tipos de antidepresivos que se desarrollaron. Funcionan aumentando los niveles de serotonina y noradrenalina en el cerebro. Sin embargo, por lo general, provocan más efectos secundarios en comparación con los antidepresivos más nuevos, como los ISRS. Los ejemplos de ATC incluyen la amitriptilina, la nortriptilina (Pamelor) y la imipramina.

Inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO)

Los inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO) funcionan bloqueando una enzima llamada monoaminooxidasa, que el cuerpo utiliza para eliminar y reciclar ciertos neurotransmisores. Al bloquear la monoaminooxidasa, los IMAO ayudan a aumentar los niveles de serotonina, noradrenalina y dopamina en el cerebro. Sin embargo, los IMAO son un grupo más antiguo de antidepresivos que pueden causar más efectos secundarios e interactuar con más medicamentos que los antidepresivos más nuevos. Algunos ejemplos de IMAO incluyen la tranilcipromina (Parnate®), la fenelzina (Nardil®) y la isocarboxazida (Marplan®).

Antidepresivos atípicos

Estos medicamentos no encajan con exactitud en ninguna de las otras categorías de antidepresivos. Algunos ejemplos de antidepresivos en esta categoría incluyen la trazodona, la mirtazapina (Remeron®), la vortioxetina (Trintellix®), la vilazodona (Viibryd®) y el bupropión (Wellbutrin XL®).

Tratamientos no farmacológicos

Procedimientos

Cuando la depresión es grave o no ha respondido a otros tratamientos, los proveedores de atención médica pueden realizar procedimientos para ayudar a controlar la afección. Algunos ejemplos de estos tipos de procedimientos incluyen: terapia electroconvulsiva (TEC), estimulación magnética transcraneal (EMT) y estimulación del nervio vago (ENV).

Otros tratamientos para la depresión

Algunos cambios en el estilo de vida, como dormir lo suficiente, hacer ejercicio y comer de manera saludable, pueden ayudar a mantener una mentalidad y un comportamiento positivos. La meditación y la acupuntura son otros ejemplos de opciones que pueden ayudar a aliviar los síntomas de la depresión.

Costo de los tratamientos para la depresión

La mayoría de los planes de seguro médico cubren el costo de los medicamentos. Si no tiene seguro médico, es posible que deba pagar el precio completo del medicamento en efectivo. Aun así, existen otras maneras de ahorrar en el costo de los medicamentos antidepresivos.

Inside Rx ayuda a las personas a acceder a sus recetas a un precio en efectivo con descuento. La tarjeta de ahorro Inside Rx puede utilizarse en más de 60,000 farmacias de los EE. UU. y Puerto Rico. Los usuarios de Inside Rx pueden ahorrar hasta un 80% en medicamentos de marca y genéricos.

Ahorre hasta un 80 % en medicamentos de marca y genéricos.