(BPT) - Hoy en día, la atención médica puede parecer más complicada que nunca. Con primas cada vez más altas y diferentes niveles de cobertura, los costos de atención médica pueden ser confusos. Para saber lo que puede pagar en visitas de bienestar, atención de urgencia y recetas, le damos algunas ideas simples que podrían ser de ayuda.

  1. Manténgase informado. Si tiene seguro médico, asegúrese de comprender lo que está cubierto, especialmente si le diagnostican una afección crónica como diabetes, colesterol alto o hipertensión. Si algo no está claro o no está seguro de lo que está cubierto, llame a tu compañía de seguros y pide que le proporcionen las respuestas que necesita.

  2. Ahorre en tus medicamentos recetados. Si no está asegurado, o tu seguro no cubre ciertos medicamentos de venta con receta, una tarjeta Inside Rx puede ser una opción para usted. La tarjeta no es un seguro sino que es una tarjeta de descuentos para los medicamentos de venta con receta que ayuda a aliviar algunos costos de atención médica para los contumidores. La tarjeta brinda un descuento promedio del 40 por ciento en medicamentos de venta con receta de marca seleccionados y del 80 por ciento en medicamentos genéricos para utuarios elegibles. Incluso hay una tarjeta para las recetas de tu mascota. La próxima vez que tenga que turtir una receta, simplemente descargue la tarjeta en tu teléfono (no necesita una aplicación) y muéstresela a tu farmacéutico para que le diga si puede obtener el beneficio y cuánto puede ahorrar. Puede encontrar los requisitos de elegibilidad y una lista completa de los medicamentos que se ofrecen a través del programa en InsideRx.com.

  3. Busque precios. Inside Rx también puede ayudarle a encontrar el mejor precio para tu medicamento específico en una farmacia cercana a tu domicilio cuando usa la tarjeta de descuento. Con tan solo unos clics, puede ver la farmacia que ofrece la mejor oferta en tu área. También contulte a tu médico si cambiar a un medicamento genérico es una opción para usted ya que esto podría ahorrarle dinero cuando compra tus medicamentos.

  4. Utilice la plataforma en línea de tu proveedor. Si tu proveedor de atención médica ofrece un sistema de historia clínica en línea, inicie sesión y cerciórese de estar al día con las vacunas, los refuerzos, las visitas de bienestar y los exámenes de detección. Verifique tu cobertura de seguro antes de programar uno de estos procedimientos, pero no se demore con ninguno de ellos, ya que el costo para tu billetera y tu salud podría ser mayor si se deja estar con los problemas. Identificar los problemas a tiempo lo mantiene sano y le ahorra dinero en el futuro.

  5. Aproveche los planes de bienestar. Si tu empleador ofrece un plan de bienestar, ¡participe! Puede obtener beneficios como cobertura parcial de membresías de gimnasio con los planes de ciertos empleadores. Hable con la oficina de recursos humanos de tu empleador acerca de los ahorros de atención médica u otros planes que puedan estar disponibles para ahorrarle gastos de bolsillo. No tenga miedo de hacer preguntas para asegurarse de que comprende cómo funcionan los planes.

  6. No demore el tratamiento. Si le han diagnosticado una afección que requiere tratamiento o medicación, no posponga el inicio del tratamiento. Hable con tu médico acerca de cualquier problema económico y consulte si podría ahorrar con una tarjeta de ahorros para medicamentos de venta con receta.

  7. Obtenga una estimación de las facturas médicas. De la misma manera que le pediría a un mecánico que le dé una estimación del costo del servicio de tu automóvil por adelantado, no tenga miedo de preguntarles a los proveedores cuánto le costarán los servicios de atención médica. Muchos proveedores trabajarán con usted para acordar un plan de pago cuando tu seguro no cubra una factura médica, o si usted no tiene seguro o tiene un deducible alto. ¡Anímese a negociar!
Averigua Si Puedes Ahorra

En lugar de esperar a que turjan los problemas, hágase cargo de tus costos de atención médica y planifíquelos con anticipación. Si bien no puede prepararse para todas las contingencias, sí puede crear tus propias ventajas manteniéndose informado, usando los recursos disponibles y haciendo preguntas.